Presidente:
Carlos Orlando Ferreira

Rector:
Juan Carlos Cadavid Botero

Director Marketing:
Álvaro Giraldo

Comunicaciones Internas:
Jineth Giraldo Espejo

Diseño:
Guillermo Forero

Colaboradores
Bogotá – 2014


Siguiente

Ant: Agosto

 

"La investigación formativa no florece sin el espíritu de curiosidad, el deseo de búsqueda permanente, la lectura y la conversación sobre novedades científicas, el planteamiento de problemas, el manejo de hipótesis, el trabajo intelectual en equipo, entre otras actitudes y hábitos". Bernardo Restrepo Gómez

Términos como los utilizados en la cita anterior son muchas veces ajenos a los estudiantes que inician sus estudios de educación superior. Uno de los mayores inconvenientes con los que se encuentran en su proceso de formación académica, son la realización de actividades diagnósticas, vacíos en algunos campos conceptuales, la falta de hábitos de lecto-escritura, la interpretación, y la realización de un análisis especifico, debilidades que son asumidas por el departamento de áreas básicas de la institución.

¿Cómo se pude pensar en ingresar al campo de la investigación, si no se cuenta con herramientas fundamentales que les permitan abordar la problemática que desean enfrentar? ¿Cómo elaborar escritos con coherencia y cohesión cuando no se tiene una buena capacidad de redacción? ¿Cómo diferenciar el porqué y para qué hacemos un trabajo investigativo cuando no se cuenta con los elementos mínimos para elaborar y diferenciar una justificación de un objetivo? ¿Cómo saber qué se ha hecho al respecto del tema que se desea abordar cuándo no se consulta lo que se ha escrito al respecto?.

Llegados a esta etapa de formación, la solución no está en buscar y señalar culpables. Se trata de encontrar la manera de hacerle frente a la situación para superar las falencias, y concienciar a la población estudiantil de la necesidad y utilidad de la lectura y la escritura en su proceso pedagógico, independiente del programa de formación cursado, pero esto sólo se logra cuando el estudiante se ve abocado a pasar de la teoría a la práctica.

Los procesos anteriores se unen a los objetivos principales de la San Mateo, entre los que se encuentra fomentar la cultura de la investigación formativa desde las áreas básicas en los estudiantes.

En metodología de la investigación y formulación de proyectos se proponen estrategias que, mediante el aprendizaje por proyectos, sitúan al estudiante en la praxis de la lectoescritura y a su vez avanzan en el campo de la investigación.

Éstas se fundamentan en el cómo y el para qué más que en el qué, puesto que es indispensable que el estudiante sepa el qué, el para qué y por qué aprende.

Antes de llevar al estudiante a la entrega de un trabajo final desde estas asignaturas, se pretende que elaboren el paso a paso del mismo, que adquieran las herramientas de orden lingüístico, gramatical y procedimental que les permitan plasmar en el escrito los conocimientos que se adquieren en las otras disciplinas.

Si no se tienen unas bases sólidas que refuercen esos vacíos de los niveles de escolaridad precedentes, puede ocurrir que el lobo sople tan fuerte que no quede nada de la casa construida con esfuerzo, pero sin cimientos.

Por último, es importante destacar la importancia de los procesos de investigación dentro de la institución como herramienta que permite hacer tangible la calidad académica involucrada en los procesos de formación en educación superior.

RESTREPO G, Bernardo Conceptos y Aplicaciones de la Investigación Formativa, y Criterios para Evaluar la Investigación científica en sentido estricto, tomado de

http://www.mineducacion.gov.co/CNA/1741/articles-186502_doc_academico5.pdf

Por: Rosa Esperanza Gómez Orozco docente Áreas Básicas